miércoles, 9 de julio de 2014

Nos vamos a la final, nos vamos a la final!!! // Empanaditas de membrillo // 9 de julio, Día de la Independencia

Foto: Pilar Larralde Armas

Nos vamos a la final! Nos vamos a la final! Nos vamos a la final!! Qué alegría por Dios, todavía no lo puedo creer, después de tantos añós por fin llegamos a la final del Mundial!! :) Y Qué fecha hoy eh, justo el día de la Independencia argentina!! Mientras escribo esta entrada se esuchan los bocinazos, los fuegos, todo!

Foto: Pilar Larralde Armas

Estas empanaditas las hice para comerlas hoy por la tarde mientras veiamos el partido, también en conmemoración por el día de la Independencia, hallá por 1816. Cuando era chica las comía siempre, cuando iba la pileta, cuando iba a la playa...eran un clásico, con el tiempo no las comí más, hasta ahora...hace mucho que tenía ganas de hacerlas, y qué mejor que para este día...
Son fáciles de hacer, y de-li-cio-sas, se los aseguro!

Foto: Pilar larralde Armas

Empanaditas de membrillo
(Fuente: Clarín 200 años. Blanca Cotta. Cocina argentina Bicentenario. Fascículo nº3)

60 grs. de manteca (mantequilla) blanda
150 grs. de azúcar impalpable (glas) tamizada
ralladura de 1 limón
2 yemas
1 huevo
300 grs. de harina 0000

dulce de membrillo ablandado con un vino dulce, c/n
azúcar impalpable (glas), c/n

-Poner la manteca (mantequilla) blanda en un bowl y mezclarla con una espátula junto con el azúcar impalpable y la ralladura de limón hasta formar una crema. Agregar las yemas y el huevo de a uno por vez, mezclando bien entre cada adición.incorporar la harina tamizada en forma gradual, mezclando bien siempre con una espátula. Formar un bollo -no amasar porque sino después de la cocción la masa va a quedar dura-. Poner la masa sobre dos hojas de papel film y llevar a la heladera por 1 hora como mínimo.
-Retirar la masa de la heladera y estirarla sobre la mesa enharinada, dejándola fina. Cortar discos con un cortante del tamaño deseado (unir los recortes y seguir haciendo más discos).
-Colocar en el centro de cada disco un poco de dulce de membrillo, cerrar las empanaditas y presionar los bordes con un tenedor enharinado.
-Distribuir las empanaditas sobre placas enmantecadas y enharinadas y llevarlas al freezer por 20 minutos.
-Cocinarlas en horno moderado hasta que estén suavemente doradas.
-Al retirarlas del horno -y mientras están calientes- espolvorearlas con azúcar impalpable (glas) tamizada. Dejarlas enfriar.

sábado, 5 de julio de 2014

Muffins de banana y dulce de leche


Foto: Pilar Larralde Armas

Primero que nada, ¡qué alegría por el partido!! después de tanto años al fin llegamos a las semifinales!! :)

Foto: Pilar Larralde Arnas


Estos muffins los hice hoy temprano para disfrutarlos en familia a la tarde después del partido. Y están buenísimos!! La combinación de banana y dulce de leche nunca falla... volaron enseguida!
Foto: Pilar Larralde Armas



La receta la saqué del libro de Ximena Sáenz, La hora del té. A muchos les sonará su nombre porque es la co-conductora del programa ¨Cocineros argentinos¨. Hace poco sacó un libro con recetas para el momento del té, como su título lo indica. Tiene de todo, recetas dulces de todo tipo, bebidas y también cositas saladas, súper completo. Desde ya que se los recomiendo!!



Muffins de banana y dulce de leche
(Fuente: Ximenza Sáenz. La hora del té. Periplo Ediciones)

rinde 15 muffins

Para los muffins:
1 huevo
3 bananas medianas bien maduras
180 ml. de leche
150 grs. de azúcar
100 grs. de manteca (mantequilla) derretida
300 grs. de harina 0000 (para pastelería)
1 cucharada de polvo para hornear

150 grs. de dulce de leche repostero

-Precalentar el horno a 180 ºc.
-Colocar pirotines dentro de los huecos de la muffinera y reservar.
-En un bowl, mezclar el huevo, las bananas pisadas, la leche, el azúcar y la manteca (mantequilla) derretida y atemperada.
-Incorporar la harina con el polvo para hornear y mezclar con un batidor de alambre -sin batír- hasta obtener una preparación grumosa (los muffins no deben batirse demasiado, de lo contrario, al hornearse se deforman).

-Poner una cucharada de la preparación en cada pirotín, una cucharadita de dulce de leche en el centro y cubrir con otra cucharada de preparación.
-Espolvorear los muffins con el crumble* y cocinar de 15 a 20 minutos. Servir tibios o a temperatura ambiente. 

Para el crumble:
20 grs. de manteca (mantequilla) bien fría cortada en cubos
20 grs. de azúcar
20 grs. de harina

-Mezclar los ingredientes con los dedos (o con una procesadora) hasta formar un arenado.

lunes, 30 de junio de 2014

Pan de canela

Foto: Pilar Larralde Armas

Canela. mmm... Una de mis especias favoritas. Como relleno de un pan. Pero no cualquier pan, sino miren las fotos. Cómo me gustan los panes con estas formas!! quedan hermosos no?. Además resulta delicioso para comerlo en el desayuno con una taza de café.


Foto: Pilar Larralde Armas

Y es bastante fácil de hacer. ¿Quién se anima?

Foto: Pilar Larralde Armas
Foto: Pilar Larralde Armas


Pan de canela
(Fuente: Tim Allen. The Ballymaloe Bread Book)

Para la espuma:
12 grs. de levadura fresca
63 ml. de agua tibia
1 cucharadita de azúcar

-En un pequeño bowl mezclar la levadura junto con el agua tibia y el azúcar hasta que se haga líquida. Dejar leudar por 5 minutos.

Para la masa:
125 ml. de leche tibia
125 ml. de agua tibia
35 grs. de manteca (mantequilla) derretida
55 grs. de azúcar
1 pizca de sal
1 huevo
600 grs. de harina 000

-En un bowl grande, poner la harina, la sal y el azúcar y mezclar. Hacer un hueco en el medio y colocar allí el huevo, la manteca (mantequilla) derretida, el agua y la leche. Ir mezclando de a poco hasta que se forme una masa.
-Retirar la masa del bowl y sobre una mesa limpia y levemente enharinada, amasarla alrededor de 5 minutos, o hasta que se forme una masa lisa y homogénea, sin ¨estrías¨. Poner la masa en un bowl limpio y cubrirlo con un paño limpio. Dejar leudar hasta que duplique su volumen en un lugar tibio -no caliente- sin corrientes de aire, alrededor de 2 horas.

Forma del pan
Fotos del paso a paso, aquí (cuando vuelva a hacer este pan, prometo colgar fotos del paso a paso propias)

-Una vez que la masa leudó, retirarla del bowl y ponerla sobre la mesa levemente enharinada. Desgasificarla con las manos, y estirarla con la ayuda de un palo de amasar, formando un rectángulo, de medio centímetro de espesor.
-Cubrir el rectángulo con el relleno de canela* (guardar dos cucharadas del relleno para decorar con el pan), dejando los bordes de la masa sin el mismo. Enrollar.
-Cortar el rollo por lo largo a partir  de 4 cm. aprox. de donde comienza el rollo, de esta forma se va a ver el relleno. 
-Enrollar con cuidado las dos tiras que se habrán formado, y luego enrollar nuevamente la gran torzada que se habrá formado, esta vez sobre sí misma.
-Poner el pan en un molde de 23 cm. de diámetro, tapar con un paño limpio y dejar leudar nuevamente hasta que duplique su volumen.
-Precalentar el horno a 180ºc.
-Espolvorear el pan con el azúcar y canela que reservamos, y llevar al horno alrededor de 40 minutos, hasta que esté dorado.
-Retirar el pan del horno, esperar 15 minutos y desmoldarlo con cuidado sobre una rejilla para que se enfríe por completo.

Para el *relleno de canela:
80 grs. de azúcar negra (yo utilicé azúcar común)
1 cucharada de canela
12 grs. de manteca derretida

-Mezclar los ingredientes.

domingo, 22 de junio de 2014

Pancitos de cebolla con harina de arroz

Foto: Pilar Larralde Armas

Ideales para comer en ¨sanguchito¨ con un fiambre, estos pancitos llevan un ingrediente especial, la harina de arroz.

Esta harina se consiguen en las diététicas o hasta en los supermercados. Proviene del resultado de moler los granos de arroz, previamente quitada la cascarilla que contienen. Tiene una textura mucho más ¨seca¨ que la de trigo, por lo que la masa necesita más líquido para hidratarla. 


Foto: Pilar Larralde Armas

Estos pancitos son deliciosos, fáciles de hacer, y una muy buena oportunidad de hornear con otras harinas. Disfrútenlos!

Foto: Pilar Larralde Armas

Pancitos de cebolla con harina de arroz 
(Fuente: Bernard Clayton. New Complete Book of Breads)

320 grs. de harina 000 (para panadería)
180 grs. de harina de arroz
1 cucharadita + 2 cucharadas de azúcar
15 grs. de sal
20 grs. de levadura fresca
225 c.c. de leche tibia
agua tibia, c/n
2 cucharadas de aceite de oliva
1 cebolla mediana finamente picada
1 huevo huevo batido mezclado con 1 cucharada de crema o 2 cucharaditas de agua, para pincelar

-En un pequeño bowl, mezclar la lavedura fresca y una cucharadita de azúcar hasta que se vuelva líquida. Reservar.
-En un bowl grande, poner las harinas, las 2 cucharadas de azúcar y la sal y mezclar bien. Hacer un hueco en el centro y agregar la leche tibia, el aceite de oliva, la cebolla picada y la levadura. Ir mezclando y agregar agua hasta que la masa lo necesite. Formar un bollo y pasar a una mesa enharinada. Amasar durante 10 minutos hasta formar un bollo liso y homogéneo, sin ¨estrías¨. Tapar con paño limpio y dejar leudar en un lugar tibio -no caliente- hasta que duplique su volúmen.
-Una vez que aumentó de volúmen, retirar la masa del bowl y desgasificarla sobre la mesada limpia. Cortar pequeñas porciones tratando de que sean del mismo tamaño -aproximadamente 40 grs-, y bollarlas.
-Colocar las piezas sobre una bandeja para horno, dejando espacio suficiente porque van a crecer mucho.
-Tapar la bandeja con un paño limpio y volver a levar sobre un lugar tibio -no caliente-, hasta que dupliquen su tamaño.
-Encender el horno a 180ºc y precalentar por 10 minutos.
-En un pequeño bowl o recipiente, mezclar el huevo batido junto con la crema o el agua, y pincelar suavemente los pancitos (cuando hallan levado).
-Llevar al horno hasta que estén doraditos.
-Retirar del horno y dejar enfriar.

lunes, 16 de junio de 2014

Mermelada de pera y jengibre


Foto: Pilar Larralde Armas


Hoy, una receta de mermelada. En realidad la hice el año pasado para esta misma época, cuando estamos en invierno y las peras están en su máximo esplendor, pero se me había pasado el tiempo y aquí estamos ahora.
Se trata de una mermelada diferente, no es del todo ¨dulzona¨ dada la incorporación del jengibre que le da un cierto picor, además de la chaucha de vainilla, por eso se puede apreciar en la foto una pequeñas semillitas negras que son de la chaucha y le dan un toque final de sabor (como el precio de la chaucha de vainilla es un poco elevado, la pueden reemplazar por una cucharada de escencia, no va a ser lo mismo pero le va a dar ese toque vainillado que la mermelada tiene), es una combinación entre dulce y ligeramente picante, todo un descubrimiento, perfecta para el desayuno sobre una tostada o una galletita. La van a amar!


Mermelada de pera y jengibre
(Fuente: Elisabeth Field. Marmalade. Ed. Running Press)

2 limones chicos
1 Kgr. de peras (el peso se calcula sin la cáscara y sin el centro de la fruta)
810 grs. de azúcar
juego y ralladura de 1 limón y medio
1 cucharada y media de jegjibre pelado y bien picado, o de jenjibre en polvo
34 grs. de jegjibre abrillantado (yo no le puse y la mermelada quedó muy buena igual)
1 chaucha de vainilla

-Cortar los limones y quitarles las semillas, cortarlos ¨groseramente¨ y procesarlos hasta que adquieran una consistencia de puré, que no queden líquidos.
-Pelar las manzanas, cortarlas por la mitad y quitar el centro. Cortarlas en cubos y reservar.
-En una cacerola grande, mezclar el ¨puré¨ de limón, las peras, el azúcar, la ralladura y jugo de limón, el jengibre fresco o en polvo y el jengibre abrillantado (si lo vas a utilizar). 
-Cortar la chaucha de vainilla por lo largo y con un cuchillo raspar para obtener la semillas. Agregar las semillas y la chaucha a la preparación anterior. Cocinar sobre fuego moderado, removiendo constantemente hasta que el azúcar se halla disuelto.
-Bajar el fuego a mínimo y remover ocasionalmente, por aproximadamente 1 hora a 1 hora y media, hasta que nape la cuchara (esto quiere decír, cuando pasás el dedo por la cuchara y se hace un espacio en el medio de la mermelada).
-Apagar el fuego y remover la chaucha de vainilla.
-Aún caliente, colocar la mermelada en frascos previamente bien lavados y esterilizados, llenando de preparación hasta el ¨cuello¨ de los frascos. Cerrar con la tapa y dar vuelta los frascos por 10 minutos. 
-Pasterurizar los frascos por 10 minutos.
-Cuando los frascos estén fríos, etiquetarlos y guardarlos en un lugar seco y oscuro.

Nota: Esta conserva se mantiene en lugar fresco y seco por 12 meses. Una vez abierto, se mantiene en la heladera por 15 días. 

Foto: Pilar Larralde Armas

miércoles, 11 de junio de 2014

Carrot Cake (Torta de zanahoria)

Foto: Pilar Larralde Armas

Aunque recién hace un par de años que la torta de zanahoria (carrot cake) se encuentran en algunas de las casas de tés más modernas y ¨paquetas¨ de Argentina, se trata de una torta clásica dentro de la repostería europea y estadounidense.
Esta torta tiene su orígen en la Edad Media. En esa época, el azúcar era muy difícil de conseguír y por lo tanto cara, la gente empezó a buscar alternativas al azúcar para endulzar sus tortas y ahí surgió la idea de endulzarlos con zanahorias -mucho más facil de cultivar en los hogares-, dado su alto contenido en azúcar. Luego se hizo muy popular en Inglaterra durante la Segunda Guerra Mundial, cuando muchos alimentos estaban racionalizados, y la zanahoria al no encontrarse dentro de esa categoría se volvió un ingrediente muy común dentro de la repostería del momento. Su mayor popularidad surgió en Estados Unidos en los años 60, en restaurantes y cafeterías, donde hoy una torta de zanahoria ya es un clásico y no tan novedosa como puede ser aquí en Argentina.

Foto: Pilar Larralde Armas

Se trata de una torta húmeda, con varias especias, la zanahoria le aporta un color y una textura inigualable, y además lleva harina integral, un plus para hacer más saludables las tortas. Por todas las recetas de carrot cake que encontré en la web mientras preparaba esta entrada, podría decirse que hay tres tipos de carrot cake: el primero sería la más clásica, con la incorporación de nueces, que le dan un crujiente especial. La segunda opción es con el agregado de coco y/o ananá procesado. Y la tercera opción -que es la que hice yo- con todos esos ingredientes dentro de la masa, nueces, coco rallado, ananá (que junto con la zanahoria le aporta mucha humedad a la torta).
Lo que si no es una opción y está en todas las carrot cake es la cobertura con una crema a base de queso crema (valga la redundancia), si no te gusta podés obviarlo y comer la torta así sin decoración, o sino espolvorearla con azúcar impalpable, pero no es lo mismo, y sino estás acostumbrada/o a este tipo de coberturas, te sugiero que te animes y la hagas, porque estoy segura que te va a gustar. Yo saqué la receta de un libro con recetas de pastelería estadounidense y como algunos sabrán ellos utilizan muuchisima manteca (mantequilla) en las coberturas, a mi no me gustan mucho así, asique encontré en la web una receta de una cobertura mucho más rica y liviana, que la torta ya de por sí está llena de sabores, y la decoré con unas nueces partidas. Ésta decoración es la más sencilla y clásica, pero si te fijas en internet vas a encontrar un montón de esta torta, una más linda que la otra, con la crema de queso como relleno, con pequeñas zanahorias de fondant como decoración (una divinura).... vamos, que hay muchas opciones y podés volar con la imaginación.


Torta de zanahoria (Carrot Cake)
(Fuente: King Arthur Flour. Whole Grain Baking)

Para la torta:
4 huevos grandes
300 grs. de aceite vegetal (puede ser de canola o sino de girasol también sirve)
2 cucharaditas de extracto de vainilla
300 grs. de azúcar blanca
90 grs. de azúcar rubia o negra
230 grs. de harina integral fina (yo puse mitad harina integral y mitad harina blanca 0000)
2 cucharaditas de bicarbonato de sodio
1 cucharadita y media de polvo leudante (royal)
1 cucharadita y media de sal
1 cucharada de canela en polvo
media cucharadita de nuez moscada en polvo
250 grs. de zanahorias peladas y ralladas
90 grs. de nueces partidas groseramente
85 grs. de coco rallado
230 grs. de ananá en lata, escurrido y procesado groseramente (si quedan pedacitos está perfectamente bien)

-Encender el horno a 180ºc.
-Enmantecar y enharinar un molde circular de 24/25 cm. de diámetro. Reservar.

-Tomar una cucharada de harina de la lista de ingredientes y mezclarlas con las nueces. Reservar.
-Batir los huevos junto con el aceite con la ayuda de un batidor de alambre. Agregar el extracto de vainilla, y luego el azúcar, sin dejar de mezclar.
-Tamizar juntos el resto de la harina con el bicarbonato de sodio, el polvo de hornear, la sal y las especias en un bowl mediano. 
-Agregar estos ingredientes a la mezcla de huevos y mezclar.
-Agregar las zanahorias, las nueces (previamente mezcladas con la harina), y luego el coco y el ananá. Mezclar suavemente.
-Colocar la preparación en el molde.
-Llevar al horno y cocinar por 30 minutos, o hasta que al introducir un palillo en el centro, éste salga limpio.
-Retirar del horno, esperar 10 minutos y colocar la torta sobre la rejilla hasta que se enfríe por completo.

Para la cobertura de queso crema
150 grs. de queso crema
125 grs. de azúcar impalpable
25 grs. de manteca (mantequilla) pomada
150 grs. de crema de leche

-Batír la crema de leche a medio punto. Reservar.

-Agregar la manteca (mantequilla) junto con el queso crema y el extracto de vainilla en un bowl y batir hasta conseguir una crema. 
-Incorporar el azúcar gradualmente mientras continúo batiendo. 
Por último, incorporar la crema batida, con movimientos suaves y envolventes.

-Cubrir la torta con (valga la redundancia) la cobertura de queso crema y esparcir sobre ella las nueces para decorar.

sábado, 7 de junio de 2014

Budín de chocolate y mermelada de naranja


Foto: Pilar Larralde Armas

El invierno -mi estación preferida- llega con el frío, con la casa calentita con la estufa... con el horno encerrando deliciosos panes y tortas... desprendiendo su aroma...Hoy, una combinación clásica, la del chocolate con la naranja. Un budín húmedo, ¨cremoso¨, por así decirlo, con la humedad que le otorga la miel, y la mermelada de naranja. Un budín perfecto para la hora del té!.

Foto: Pilar Larralde Armas


Budín de chocolate y mermelada de naranja
(Fuente: Signe Johansen. Scandilicious Baking)

200 grs. de harina 0000 (para pastelería)
50 grs. de almendras procesadas
2 cucharaditas de polvo de hornear
1/4 cucharadita de bicarbonato de sodio
1/2 cucharadita de sal
2 huevos ligeramente batidos
200 ml. de miel
2 cucharadas de yogur sin sabor
1 cucharadita de escencia de vainilla
50 grs. de cacao amargo
2 cucharadas de café en polvo
200 ml. de mermelada de naranja
75 ml. de jugo de naranja 
ralladura de 1 naranja grande
100 grs. de manteca (mantequilla) pomada

-Encender el horno a 160ºc (un horno más bien bajo).
-Enmantecar y enharinar una budinera. Reservar.
-Tamizar sobre un bowl la harina junto con las almendras procesadas, el polvo de hornear, el bicarbonato de sodio y la sal.
-Hacer un hueco en el medio y agregar los huevos, la miel, el yogurt, la vainilla y la manteca (mantequilla) blanda.
-Poner el cacao amargo en una taza y mezclar con 100 ml. de agua hirviendo y el café. Agregar a la preparación anterior.
-Aparte, mezclar la mermelada de naranja junto con el jugo y la ralladura de naranja. Agregar la mitad de este preparación a la mezcla de harina, huevos, miel... y reservar el resto para cubrír el budín una vez cocido.
-Mezclar todo muy bien hasta lograr una preparación homogénea.
-Poner la preparación en la budinera y llevar al horno por alrededor de 30-40 minutos, hasta que al insertar un palillo en el medio éste salga limpio.
-Retirar del horno, dejar enfriar en el mismo molde por 20 minutos y luego desmoldar el budín sobre una bandeja. 
-Con un cuchillo hacer huecos sobre toda la superficie del budín, teniendo cuidado de no llegar a la base del mismo. Lentamente ir colocando la mezcla de mermelada de naranja sobre la superficie del budín, asegurándose de que la mermelada entró en los huecos antes de continuar cubriéndole con la misma. Y ya está, ya lo pueden disfrutar!