lunes, 20 de julio de 2015

Budín de miel y jengibre

Foto: Pilar Larralde Armas

Este budín bien húmedo y especiado, con miel y jengibre (tanto en la masa como en el almíbar con el que bañamos el budín al salir del horno) es ideal para comer en la tarde con una taza de té (un masala chai combinaría perfecto) en un día fresco, todos sabemos que la miel y el jengibre hacen muy bien cuando estamos resfriados o nos duele la garganta, y además es muy rico, se los aseguro!


Budín de miel y jengibre
(Adaptado a partir de una receta de Rachel AllenCake)


Para el budín:
225 grs. de miel
100 grs. de manteca (mantequilla)
100 grs. de azúcar
200 ml. de leche
2 huevos grandes
225 grs. de harina leudante
1 cucharada rasa de jengibre en polvo
1 cucharadita de bicarbonato de sodio
1 cucharadita de sal

-Encender el horno a 180°c.
-Enmantecar una budinera y cubrirla con papel manteca, dejando suficiente papel sobrante en los bordes, para después poder desmoldar el budín fácilmente.
-Derretir la miel con la manteca (mantequilla) y el azúcar en una cacerolita hasta que está todo integrado. Apagar el fuego y dejar enfriar, y luego mezclar con la leche y los huevos.
-Tamizar en un bowl grande la harina con el jengibre en polvo, el bicarbonato y la sal, y hacer un hueco en el centro: colocar allí los ingredientes líquidos y mezclar con un batidor de alambre hasta unir todo bien. Pasar la preparación a la budinera y hornear entre 50-60 minutos, o hasta que al introducir un palillo en el centro éste salga limpio. Retirar del horno e inmediatamente pincelar con el almíbar de jengibre que debe estar frio*, esperar 20 minutos y desmoldarlo. Dejar enfriar por completo antes de consumir. 

Para el *almíbar de jengibre:
100 grs. de azúcar
100 ml. de agua
1 cucharadita de jengibre en polvo

-Poner todos los ingredientes en una ollita y dejar que la preparación hierva hasta que el azúcar se halla disuelto, entonces apagar el fuego y dejar enfriar para utilizar.

domingo, 12 de julio de 2015

Pumpkin butter (Compota especiada de calabaza)

Foto: Pilar Larralde Armas

Hoy les traigo una receta de una compota con sabores bien otoñales/invernales, como es la calabaza. Pero no se trata de una compota normal, clásica, sino de un tipo de compota de frutas que se cocina a muuuy baja temperatura por varias horas y que contiene muy poca azúcar, el dulzor se obtiene al caramelizarse la fruta a tan bajo calor por tanto tiempo. El año pasado para esta época había hecho una deliciosa apple butter (una compota de manzana) y ahora les traigo esta receta con otra fruta de estación, la calabaza.


Foto: Pilar Larralde Armas

Si los que leyeron la receta de la compota de manzana les dió ganas de hacerla pero también tenían fiaca por el tiempo que consume su preparación, con la receta de hoy no tienen excusas. Esta compota pero con calabaza o zapallo lleva mucho menos tiempo de cocción, alrededor de una hora, y es riquisima, está perfecta para comerla en el desayuno con las tostadas o con galletitas, para acompañar scones, también la podés utilizar para hacer tortas, como rellenos de galletitas...en fin, para muchas recetas. 
Con las cantidades que les doy les van a salir dos frascos, guárdenlos en la heladera y se van a conservar asi por alrededor de 2 semanas, eso si, los frascos de esta compota de calabaza no deben pasteurizarse luego de llenarlos con la preparación, simplemente utilizen frascos bien limpios (esterilizados) y guárdenlos en la heladera, no en la alacena. Disfuten!


Foto: Pilar Larralde Armas


Pumpkin butter (Compota especiada de calabaza)
(Fuente: levemente adaptada a partír del blog The Celebration Shoppe)

800 grs. de puré de calabaza (yo la cociné en el horno y luego la pisé hasta hacerla puré)
1 taza de jugo o sidra de manzana
1 taza de azúcar orgánica
1 cucharadita de esencia de vainilla
1 cucharadita de jengibre en polvo
1/2 cucharadita de clavo de olor en polvo
2 cucharaditas de canela en polvo
1 cucharadita de nuez moscada rallada

-Poner todos los los ingredientes en una olla con fuego mínimo y cocinar 15 minutos revolviendo siempre, luego pasar la preparación a la licuadora y licuarlos, para luego llevarlos nuevamente a la olla y continuar la cocción a fuego mínimo hasta que hallado adquirido un tono más oscuro y al revolver se note el fondo de la olla o nape la cuchara, sin dejar de revolver durante la cocción.

viernes, 3 de julio de 2015

Salara (pan guyanés de coco)

Foto:Pilar Larralde Armas

Hoy, la segunda receta que hice con unos cocos frescos que afortunadamente conseguí en la verdulería. Este colorido pan de coco es un pan típico de Guyana,- el único pais de América del Sur donde hablan inglés, y sus países vecinos son Venezuela, Brasil y Suriname-, allí es muy común encontarlo en los puestos callejeros, además de que se hace en casa también.
Como podrán ver, se trata de un par super vistoso, el coco fresco -una fruta muy común en la zona- se ralla y se mezcla con azúcar y colorante comestible rojo o rosa, no le da sabor pero si un color hermoso, y con él se rellena el pan y luego se hace un rollo de masa.

Foto: Pilar Larralde Armas

El pan es facilísimo de hacer, no tiene ninguna complicación y es delicioso, acompañado con un té o un chocolate caliente (y si ese chocolate caliente es de coco, muchisimo mejor) para la tarde, es una merienda sin igual.

Foto: Pilar Larralde Armas


Salara (pan guyanés de coco)
(Fuente: Gaitri Pagrach-Chandra. Warm bread and honey cake. Home baking from around the world)

Rinde 1 pan

Para el relleno:
175 grs. de coco fresco rallado (o 300 grs. de coco seco rallado mezclado con 6 cucharadas de agua tibia)
50 grs. de azúcar
colorante rojo comestible, cantidad necesaria

-Mezclar todos los ingredientes y reservar.


Foto: Pilar Larralde Armas
Para la masa:
250 grs. de harina 0000
1 pizca de sal
10 grs. de levadura fresca
1 1/2 cucharadas de azúcar
30 grs. de manteca (mantequilla) derretida y fría
1/2 huevo batido (el resto de huevo se utiliza para pincelar el pan antes de llevarlo al horno)
100 c.c. de leche templada, aproximadamente

-Poner en un bowl la harina con la sal y mezclar, hacer un hueco en el centro y allí colocar la levadura fresca desgranada con las manos, el azúcar, la manteca (mantequilla) y el huevo; mezclar e ir agregando leche a medida que la masa lo necesite, hasta formar un bollo de masa.
-Pasar la masa a una mesa enharinada y amasar durante 5 minutos, hasta formar un bollo liso y sin ¨estrías¨. Poner la masa en un bowl limpio, levemente enharinado y cubierto con un paño limpio, y dejar leudar al doble de su volúmen en un lugar tibio, alrededor de 1 hora/1 hora y media.
-Retirar la masa del bowl, desgasificarla masa con las manos sobre una mesa levemente enharinada y estirarla con un palote formando un rectángulo. 

-Esparcir encima el relleno de coco, dejando unos centímetros de espacio libre en todos los bordes de la masa, para que durante la cocción el relleno no se escape.

Foto: Pilar Larralde Armas

-Arrollar la masa como se ve en las fotos y ¨sellar¨  el cierre del rollo apretando con los dedos. Colocar el pan en una bandeja previamente cubierta con papel manteca, con el cierre para abajo (esto es para que no se escape el relleno de coco).

Foto: Pilar Larralde Armas
Foto: Pilar Larralde Armas

-Dejar leudar el pan tapado con un paño limpio, en un lugar tibio hasta que duplique su tamaño, alrededor de 1 hora. 10 minutos antes, encender el horno a 180°c.
-Pasada la hora, pincelarlo con el resto del huevo y cocinarlo entre 20/30 minutos, hasta que esté dorado. Retirarlo del horno e inmediatamente espolvorerarlo con abundante azúcar impalpable (glas/lustre). Esperar que se enfríe antes de cortarlo.

Foto: Pilar Larralde Armas

Foto: Pilar Larralde Armas
Foto: Pilar Larralde Armas

jueves, 25 de junio de 2015

Chocolate caliente con leche de coco

Foto: Pilar Larralde Armas


¿Alguna vez comieron un coco al natural? No me refiero a que si fueron de vacaciones y lo tomaron allí, sino aquí, en Argentina. Yo la verdad que no, fue muy parecido a lo que me pasó con los membrillos en esta torta; el coco es una de mis frutas preferidas, lo consumo siempre en el helado (uno de mis gustos preferidos!!) o en la clásica tarta de coco y dulce de leche -con el coco seco rallado- pero hasta ahora nunca lo había consumido fresco, asique fue una grata sorpresa cuando hace unas semanas lo vi en la verdulería, también porque el coco es una fruta de verano y recién comenzó el invierno, asique aproveché y compré dos cocos, aunque en ese momento no sabía bien qué iba a preparar.
La primer receta de las dos que hice fue esta que posteo hoy, un chocolate caliente pero con leche de coco (me gusta mucho la combinación de coco y chocolate, y con este frio que hace la idea de hacer esta bebida en estos días es ideal, valga la redundancia); como la leche de coco es difícil de conseguir y cuando la conseguimos sale bastante cara, la hice yo misma a partir de un coco fresco, aunque también se puede hacer con coco rallado.
Uno de los¨desafios¨ que se me presentaron fue abrir el coco en si.. ¨¿cómo diablos lo abro??¨ pensé, y la expresión ¨sos más duro que un coco¨ se me vino claramente a la cabeza! jajaj, asique -como no- recurrí al salvador You Tube para ver videos de cómo hacerlo (te encontrás de tooodo en youtube!) y encontré éste video que me ayudó mucho. Para hacer la leche de coco -facilísima de hacer- también saqué la receta de un video de youtube, pero no paso el link al video de cómo hacerla porque la verdad es que no lo guardé, pongan en youtube ¨como hacer leche de coco¨ y van a encontrar un montón de videos que les muestran cómo hacerlo, a partir de un coco ¨natural¨ y también con coco seco rallado, por si no consiguen la fruta.
Este chocolate no tiene ninguna complicación, no paso una receta porque en realidad no la hay, sólo mezclar la leche con un poquito de azúcar y chocolate a gusto y listo! lo podés hacer con todo leche de coco, o con una mezcla con leche de vaca o una leche vegetal si sos vegetariano/vegano, es delicioso, ideal para estos días de puro frío y una alternativa diferente al clásico chocolate caliente. En el próximo post, la otra receta que preparé, sólo les adelanto que es una receta típica de la región de Guayana...

sábado, 13 de junio de 2015

Cookies de chocolate con trocitos de chocolate y nueces

Foto: Pilar Larralde Armas

Por fin llegó el invierno! Amo los días de frío, son tan lindos! Bueno, en realidad faltan unos días para que comience ¨oficialmente¨ el invierno, pero es que este otoño que tenemos ha sido bastante atípico, con unos días baastante calurosos que me molestan y mucho (muchos sabrán que soy una persona ¨de frío¨: a algunos los vuelve locos el verano, con el sol, la ropa liviana, la playa y todo eso... pues a mi todo lo contrario, me encantan los días fresquitos, el chocolate caliente, las montañas, la nieve.... sobre gustos no hay nada escrito no? jej).
Estas galletitas son super chocolatosas, una masa de chocolate con trocitos de chocolate, fáciles y rapidas de hacer porque no necesitan un tiempo de refrigerado antes de llevarlas al horno como la mayoría de estas preparaciones. Acompañadas con una tasa de café, chocolate caliente o submarino... la combinación perfecta!

Foto: Pilar Larralde Armas


Cookies de chocolate con trocitos de chocolate y nueces

30 grs. de harina 0000 (para pastelería)
1/4 cucharadita de polvo de hornear (royal)
1 pizca de sal
170 grs. de chocolate semiamargo, cortado en trozos medianos
200 grs. de nueces picadas groseramente
225 grs. de chocolate semiamargo
30 grs. de manteca (mantequilla) 
2 huevos grandes
100 grs. de azúcar
1 cucharadita de extracto de vainilla

-Encender el horno a 180°c.
-Cubrír con papel manteca varias bandejas para horno.
-En un bowl, cernir la harina con el polvo de hornear y la sal. Agregar los 170 grs. de chocolate cortado en trozos y las nueces, y mezclar. Reservar.
-Derretír a baño maría los 225 grs. de chocolate y la manteca (mantequilla), mezclando bien hasta que esté todo bien uniforme. Retirar el bowl y dejar entibiar.
-Mientras tanto, batír los huevos con el azúcar y el extracto de vainilla hasta que comienze a crecer. Llevar a baño maría y seguir batiendo unos minutos más, hasta que la mezcla halla duplicado su volúmen y esté tibia al tacto.
-Retirar la mezcla anterior del baño maría e incorporar de a poco el chocolate derretido, batiendo a velocidad mínima hasta mezclar todo bien.
-Incorporar la mezcla de harina con el chocolate y las nueces en dos tandas, mezclando de a poco.
-Tomar pociones de la masa e ir colocandolas sobre las bandejas, con espacio entre ellas porque van a crecer en el horno.
-Hornear entre 12-14 minutos, o hasta que los bordes estén cocidos y el centro luzca húmedo. Retirar del horno y dejar enfriar.

viernes, 5 de junio de 2015

Mermelada inglesa de tres frutas (cítricos)

Foto: Pilar Larralde Armas

 Para los que nos gustan los cítricos, esta clásica mermelada es imperdible. Y además muy económica, sólo se necesita 1 naranja, 1 limón y 1 pomelo, además del azúcar, y la receta rinde para varios frascos. Lo que me gusta en particular de esta mermelada es que no es muy amarga, como sí lo es la mermelada de naranja, es más dulce aunque sin perder la característica acidez de estas frutas. Ideal como acompañamiento de unas tostadas o unos scons.

Foto: Pilar Larralde Armas




Mermelada inglesa de tres frutas (cítricos)
(Levemente adaptado a partír de una receta de Elisabeth Field. Marmalade. Ed. Running Press)

1 pomelo
1 naranja
1 limón
1.400 grs. de azúcar

-Exprimir las frutas y poner el jugo de las mismas en una licuadora. Reservar.
-Quitar toda la membrana y pulpa de las frutas y ponerlas en la licuadora. Licuar y poner en una bowl grande. Reservar.
-Cortar los cítricos en juliana (tiras) lo más finas posibles y agregarlas al bowl.
-Incorporar 2 litros + 240 c.c. de agua a la preparación, mezclar y llevar a la heladera 4 horas como mínimo y 24 horas como máximo.
-Pasado el tiempo, retirar de la heladera, llevar a fuego medio por 45 minutos, mezclando ocasionalmente. El objetivo de este procedimiento es que las cáscaras de los cítricos se ablanden, si pasado este tiempo todavía no se ablandaron lo suficiente, cocinar unos minutos más hasta lograr el punto deseado. No agregar el azúcar sin que las cáscaras estén lo suficientemente tiernas, porque al agregarles el azúcar no se van a ablandar más durante la cocción.
-Una vez que las cáscaras se tiernizaron, ahora sí incorporar el azúcar, mezclar hasta disolver y continuar cocinando por unos 30-60 minutos, hasta que nape la cuchara; esto quiere decir que al pasar el dedo por la cuchara con la mermelada, se forma una línea y ésta no vuelve.
-Apagar el fuego y retirar cualquier impureza que pueda tener con una espumadera. Esperar 5 minutos y llenar los frascos previamente lavados y esterilizados, llenando de preparación hasta el ¨cuello¨ de los frascos. Cerrar con la tapa y dar vuelta los frascos por 10 minutos.
-Pasterurizar los frascos por 10 minutos.
-Cuando los frascos estén fríos, etiquetarlos y guardarlos en un lugar seco y oscuro.


Nota: Esta conserva se mantiene en lugar fresco y seco por 12 meses. Una vez abierto, se mantiene en la heladera por 15 días. 

martes, 26 de mayo de 2015

Masala Chai

Foto: Pilar Larralde Armas

El Masala Chai es una bebida del sur de la India, ¨Chai¨ es como llaman los indios al té, y ¨Masala¨ es una mezcla de especias (hay gran variedad de masalas y no sólo se utilizan para hacer este té, sino para preparar comidas, como el pollo tikka masala que preparé hace unos años), por lo que el Masala Chau es un una variedad de té consistente en una mezcla de hojas o hebras de té y especias infusionadas en agua caliente y leche. En India es tan popular que se vende en los puestos callejeros. No existe una receta específica a seguir para elaborarlo, cada familia tiene la suya y le pone las especias que más les gusta, pero las más comunes utilizadas en esta bebida son la canela, el jengibre, la pimienta, semillas de cardamomo y anís. Se trata de una bebida caliente y reconfortante, aromática y especiada, ideal para tomar en días de frío.
Hace algunos años que lo tomé por primera vez y me pareció muy rico, asique con estos días frescos que se están asomando me pareció muy buena idea elaborarlo. Seguí la receta de Juliana Lopez May en su primer libro de cocina, que no lleva hojas de té y está endulzado con miel, una mezcla de sabores inigualables!

Masala Chai
(Fuente: Juliana López May, Mi primer libro de recetas. Ed. Sudamericana)


5 rodajas de jengibre fresco (del grosor de una moneda)
2 ramas de canela
4 semillas de cardamomo (no lo conseguí asique no se lo puse)
1 cucharadita de pimienta negra
3 clavos de olor
1/2 cucharadita de semillas de hinojo
1/2 cucharadita de pimienta de Jamaica
1 chaucha de vainilla (opcional)
5 tazas de agua
4 cucharadas de miel

leche, a gusto (puede ser de soja, de almendras..., incluso de vaca)


-Colocar todos los ingredientes en una olla (salvo la leche y la miel) con cinco tazas de agua. Llevar al fuego y dejar que la preparación hierva, tapada, por 30 minutos. Luego dejar entibiar y colar.
Para servir, recalentar e inmediatamente después, fuera del fuego, agregar la miel y la leche.