martes, 26 de mayo de 2015

Masala Chai

Foto: Pilar Larralde Armas

El Masala Chai es una bebida del sur de la India, ¨Chai¨ es como llaman los indios al té, y ¨Masala¨ es una mezcla de especias (hay gran variedad de masalas y no sólo se utilizan para hacer este té, sino para preparar comidas, como el pollo tikka masala que preparé hace unos años), por lo que el Masala Chau es un una variedad de té consistente en una mezcla de hojas o hebras de té y especias infusionadas en agua caliente y leche. En India es tan popular que se vende en los puestos callejeros. No existe una receta específica a seguir para elaborarlo, cada familia tiene la suya y le pone las especias que más les gusta, pero las más comunes utilizadas en esta bebida son la canela, el jengibre, la pimienta, semillas de cardamomo y anís. Se trata de una bebida caliente y reconfortante, aromática y especiada, ideal para tomar en días de frío.
Hace algunos años que lo tomé por primera vez y me pareció muy rico, asique con estos días frescos que se están asomando me pareció muy buena idea elaborarlo. Seguí la receta de Juliana Lopez May en su primer libro de cocina, que no lleva hojas de té y está endulzado con miel, una mezcla de sabores inigualables!

Masala Chai
(Fuente: Juliana López May, Mi primer libro de recetas. Ed. Sudamericana)


5 rodajas de jengibre fresco (del grosor de una moneda)
2 ramas de canela
4 semillas de cardamomo (no lo conseguí asique no se lo puse)
1 cucharadita de pimienta negra
3 clavos de olor
1/2 cucharadita de semillas de hinojo
1/2 cucharadita de pimienta de Jamaica
1 chaucha de vainilla (opcional)
5 tazas de agua
4 cucharadas de miel

leche, a gusto (puede ser de soja, de almendras..., incluso de vaca)


-Colocar todos los ingredientes en una olla (salvo la leche y la miel) con cinco tazas de agua. Llevar al fuego y dejar que la preparación hierva, tapada, por 30 minutos. Luego dejar entibiar y colar.
Para servir, recalentar e inmediatamente después, fuera del fuego, agregar la miel y la leche.

domingo, 17 de mayo de 2015

Torta vegana de limón

Foto: Pilar Larralde Armas

Las tortas de limón son una de mis preferidas, y siempre estoy buscando y probando nuevas recetas para ampliar y varias un poco, y aunque no soy vegana, está bueno probar otros sabores o distintas formas de cocinar, como con esta receta. Aunque ni los vegetarianos ni los veganos comen carnes de ningún tipo, la diferencias que existen entre estos dos tipos de alimentación es que los veganos son más ¨radicales¨  por asi decirlo y no consumen ningún alimento de origen animal, como puede ser la leche, la manteca (mantequila), los huevos... incluso la miel está restringida de su dieta, en vez de utilizar esos ingredientes se buscan variantes que carezcan de ese origen, en vez de leche de vaca se utiliza leche de soja o leche vegetal por ejemplo... por lo que como se imaginarán hacer pastelería con estas restricciones es por lo menos bastante diferente de lo que estamos acostumbrados.

Esta torta lleva aceite en vez de manteca (mantequilla), aunque también se podría utilizar margarina, no lleva leche ni huevos y es super simple de hacer, sólo mezclar los ingredientes, llevar al horno y listo. Es muy rica, suave y si no le dicen nada a sus invitados, les aseguro que nadie se va a dar cuenta de que se trata de una torta vegana, y van a haber probado una forma distinta de cocinar y probar otros sabores.


Foto: Pilar Larralde Armas


Torta vegana de limón
(Fuente: Rachel Allen. Cake)

450 grs. de harina 0000 (para pastelería)
2 cucharaditas de polvo para hornear (royal)
1 cucharadita de bicarbonato de sodio
300 grs. de azúcar
125 ml. de aceite
ralladura de 3 limones
jugo de 3 limones, más suficiente agua para obtener 300 ml. de líquido
azúcar impalpable/glas/lustre para decorar, c/n

-Encender el horno a 180°c. Engrasar un molde de 23 cm. de diámetro con aceite y luego enharinar. Cubrir la base con papel manteca. Reservar.
-Poner en un bowl grande la harina tamizada junto con el polvo de hornear y el bicarbonato, agregar el azúcar y mezclar. Hacer un hueco en el centro e incorporar el aceite, la ralladura de limón, el jugo de limón y el agua. Mezclar con un batidor de alambre desde el centro hacia los costados, hasta incorporar todo.
-Poner la preparación en el molde y hornear alrededor de 30 minutos, hasta que al insertar un palillo en el centro éste salga limpio. Retirar del horno, esperar 10 minutos y desmoldar suavemente sobre una bandeja, espolvorear con azúcar impalpable y esperar que se enfrie para consumirla.

martes, 12 de mayo de 2015

Budin de calabaza

Foto: Pilar Larralde Armas

Hacer pastelería con verduras ha sido todo un descubrimiento para mi, hasta hace un par de años me hubiera parecido una locura, algo ¨estrafalario¨, por así decirlo, pero navegando y navegando por la red y viendo varias recetas, me di cuenta que no era tan raro como pensaba....hay ciertas verduras que tiene un dulzor particular que van perfectas como un ingrediente en una torta, como el zucchini, la zanahoria o la remolacha... cada una de las recetas que preparé con esas verduras, sin excepeción, fueron una delicia absoluta, dejando a todos mis comensales esperando por otra porción... jeje
La torta de calabaza es todo un clásico, en Canadá y Estados Unidos es tradicional comerla en época de Halloween durante el otoño boreal, por lo del simbolismo entre la calabaza y la leyenda céltica de Jack-o´-lantern o linterna de Jack asociada a esa festividad, pero aunque nosotros no tengamos nada que ver con esta fiesta, sin duda podemos darnos el gusto de comer esta deliciosa torta de calabaza.

Foto: Pilar Larralde Armas

Como dije anteriormente, se trata de una torta deliciosa, muy húmeda, dulce, con el sabor extra que le aportan las especias como la canela, el jengibre y la nuez moscada, y la tradicional cobertura de queso crema en este tipo de tortas. Una torta que ya tiene su lugar destacado en mi recetario.


Budínde calabaza
(Fuente: King Arthur Flour.Whole Grain Baking)

112 grs. de manteca (mantequilla) pomada
100 ml. de aceite
370 grs. de azúcar orgánico (o mitad azúcar común y azúcar negro)
4 huevos
420 grs. de puré de calabaza (a mí me gusta cocinarla en el horno a baja temperatura -alrededor de 2 horas- antes que hervirla, para que no se aguachente)
170 grs. de harina integral
100 grs. de harina 0000
1 cucharadita de polvo leudante (royal)
1 cucharadita de bicarbonato de sodio
1 pizca de sal
1 cucharadita de canela
1 cucharadita de jengibre en polvo
1/2 cucharadita de nuez moscada
1/2 cucharadita de especias de reposteria

-Encender el horno a 180°c.
-Enmantecar una budinera y cubrirla con papel manteca, dejando suficiente papel sobrante en los bordes para que después sea más fácil desmoldar el budín.
-Batír la manteca (mantequilla) con el aceite y el azúcar orgánico unos 5 minutos. Agregar los huevos de a uno sin dejar de batír entre cada adición. Incorporar el puré de calabaza y batír. Por último, agregar los ingredientes secos previamente tamizados y mezclar bien.
-Pasar la preparación a la budinera y hornear alrededor de 1 hora, hasta que al insertar un palillo en el centro éste salga limpio. Retirar del horno, dejar enfriar en el mismo molde y desmoldar sobre una bandeja/fuente. Decorar con la cobertura de queso crema*.

Para la *cobertura de queso crema:
(Fuente: el blog Food and cook)

150 grs. de queso crema tipo Philadelphia, a temperatura ambiente
125 grs. de azúcar impalpable/glas/lustre
25 grs. de manteca (mantequilla) blanda
150 grs. de crema líquida
ralladura de 1 naranja

-Batír todos los ingredientes juntos en una batidora hasta montar bien.

lunes, 4 de mayo de 2015

Pie de manzana y caramelo

Foto: Pilar Larralde Armas

Como algunos de mis lectoras sabrán, me encantan los postres de manzanas. La manzana en si, asi sola, no la suelo comer, pero horneada en algún postre me fascina, es de mis frutas favoritas para cocinar, el aroma que desprende el horno es inigualable!
Ya empezó el otoño, asique están de temporada, en su mejor punto, y en las verdulerías las podemos encontrar en sus distintas variedades. Esta tarta (o pie), por ejemplo, las hice con manzanas verdes (granny smith), perfectas para hornear, con su leve sabor ácido.  


Foto: Pilar Larralde Armas

Esta tarta la hice de postre para al almuerzo del domingo, pero no se trata de cualquier tarta de manzanas, no señores!jaja, Dentro de la tarta lleva, en una conjuncion con las manzanas, una deliciosa salsa de caramelo, que la usamos tanto dentro de la tarta como encima de la misma para decorarla (si no hubiera hecho taaanto frio, la hubiera puesto encima de un poco de helado, para acompañar la tarta...). Puede parecer un ingrediente ¨exótico¨ en una tarta de manzana, pero en realidad no lo es tanto...¿recuerdan las manzanas acarameladas que comiamos de chicos? bueno, podría decirse que esta tarta es la version de esa golosina en forma de tarta, pero sin los pochoclos...

Se trata de una tarta clásica con dos masas encerrando el relleno. Se podría cubrir la tarta con una capa de masa, pero yo quise divertirme un poco y jugar con las formas, variar un poco, y se me ocurrió hacerle un enrejado, parecido al de la también clásica pastafrola. Es la primera vez que hago un enrejado asi, con una técnica diferente, y no me salio tan bien como esperaba, tendré que practicar más, asique no hice unas fotos paso a paso como había planeado, igualmente en internet podemos encontrar varios ejemplos de cómo hacerlo.


Foto: Pilar Larralde Armas
Foto: Pilar Larralde Armas

Es una tarta diferente y deliciosa, perfecta para estos días de frio.


Pie de manzana y caramelo
(Fuente: Teeny Lamothe. Teeny´s Tour of Pie)

rinde 12 porciones, aproximadamente

Para la masa (levemente adaptada por mi):
400 grs. de harina 0000
320 grs. de harina integral
2 cucharaditas de sal
4 cucharadas de azúcar
460 grs. de manteca (mantequilla) fría, cortada en cubos
24 cucharadas de agua helada

-Poner todos los ingredientes menos el agua en la procesadora y procesar sólo hasta formar un arenado; ir agregando el agua a medida que la masa lo necesite hasta formar un bollo, teniendo cuidado de no sobre-procesar, sino se derretirá la manteca (mantequilla) y no es la idea.
-Dividir la masa en dos, espolvorear los dos bollos con harina por toda su superficie y envolver en papel film; aplastar cada bollo de masa levemente con las manos y llevarla a la heladera por al menos 1 hora.

Para el relleno:
450 grs. de azúcar
224 grs. de manteca (mantequilla)
250 ml. de crema
12 manzanas verdes, peladas, sin el ¨corazón¨ y cortadas en rodajas 
60 grs. de harina

-Poner el azúcar y 120 ml. de agua en una olla a fuego medio y dejar que tome punto caramelo, teniendo mucho cuidado de que no se pase. Apagar el fuego.
-Agregar la crema y mezclar bien, teniendo mucho cuidado porque el contraste de temperaturas entre el caramelo hirviendo y la crema fría va a hacer que el caramelo burbujee y puede salpicar.
Una vez que está todo mezclado, incorporar la manteca y mezclar hasta que esté todo bien integrado. Pasar la preparación a un bowl y llevar a la heladera para que se enfríe.

-Encender el horno a 180°c. Enmantecar y enharinar una tartera de 28 cm. de diámetro.

-En un bowl, mezclar las rodajas de manzanas con la harina.

-Retirar los bollos de masa de la heladera, esperar 10 minutos para que la masa se temple y estirar uno de los bollos sobre una mesa enharinada. Forrar una tartera de 28 cm. de diámetro con la masa, poner la mitad de las manzanas mezcladas con harina, encima la mitad del caramelo, encima del caramelo el resto de las manzanas y por último el resto del caramelo. 


Foto: Pilar Larralde Armas
Decorar con el otro bollo de masa estirada, haciendo un enrejado.
-Llevar el horno alrededor de 90 minutos, cuando el relleno esté burbujeando y la masa dorada. Retirar del horno y dejar enfriar.

lunes, 27 de abril de 2015

Torta invertida de membrillo

Foto:Pilar Larrade Armas


Sucede algo curioso con los membrillos en Argentina, o por lo menos me resulta curioso a mí: el dulce de esta fruta es sumamente popular y se consigue en todos lados durante todo el año, mayormente utilizado para hacer la clásica (y deliciosa) pastafrola, pero el membrillo, la fruta en sí, la encontramos durante un breve tiempo durante lo meses frescos, y si es que la conseguimos... Asique me puse muy contenta cuando al ir a la verdulería de mi barrio ví estos hermosos membrillos, que tengo que confesar, nunca antes los había comido así en fruta entera, sino en su forma de dulce.

Foto: Pilar Larralde Armas

Foto: Pilar Larralde Armas

En realidad no sabía muy bien qué iba a preparar con esta fruta pero tenia que aprovechar y comprarla. Asique pensando un poco enseguida se me ocurrió hacer la también clásica torta invertida, pero esta vez con membrillos.

Foto: Pilar Larralde Armas

El membrillo es muy duro como para comerlo asi sin más, por lo que se suele cocinarlo con azúcar como para hacer justamente el tan utilizado dulce de  membrillo. En este caso, cociné los membrillos (esta receta necesita sólo dos) en almíbar hasta que estén tiernos y caramelizados, para luego cubrirlos dentro del molde con la masa de la torta. 
Un clásico revisionado. Y una delicia total.


Foto:Pilar Larralde Armas

Torta invertida de membrillo
(ligeramente adaptado a partir de una receta del blog DIG)

Para la cocción y caramelización de los membrillos:
2 membrillos
75 grs. de manteca (mantequilla)
65 grs. de azúcar
ralladura y jugo de 2 naranjas

-Pelar los membrillos, cortarlos en cuartos y luego quitarles el centro, por último, cortar por la mitad los cuartos.
-Poner en una cacerola a fuego medio la manteca (mantequilla) con el azúcar y el jugo y ralladura de naranja. Esperar que se disuelva la manteca, mezclar y poner los membrillos. Cocinar unos 15 minutos, darlos vuelta y cocina otros 15 minutos aproximadamente, hasta que el azúcar se torne de un color marrón claro y halla caramelizado, teniendo cuidado de que los membrillos no se quemen. Disponer los membrillos sobre una molde redondo de 23 cm. de diámetro previamente enmantecado y enharinado, y encima esparcir el caramelo. Reservar.

Para la torta:
75 grs. de manteca (mantequilla) blanda
235 grs. de azúcar
2 huevos grandes
175 grs. de harina leudante
1/2 cucharadita de canela
2 cucharadas de yogur griego/crema/leche

-Encender el horno a 180°c.
-Batir la manteca (mantequilla) blanda con el azúcar hasta formar una crema, alrededor de 5 minutos. Incorporar los huevos de a uno, sin dejar de batir entre cada adición. Agregar el yogur griego o crema o leche, la harina leudante y la canela, y mezclar bien hasta conseguír una preparación homogénea.
-Poner la preparación anterior sobre el molde con los membrillos, esparcir cuidadosamente y hornear entre 35/40 minutos, o hasta que el insertar un palillo en el centro éste salga limpio. Retirar del honro, esperar 5 minutos y poner encima del molde un plato grande o una bandeja y dar vuelta para así desmoldar la torta. Servir tibia o a temperatura ambiente.

miércoles, 22 de abril de 2015

Brownies de chocolate y remolacha

Foto: Pilar Larralde Armas

Juntos con las galletitas, los brownies son mis dulces preferidos. Esa consistencia húmeda, ¨chocolatosa¨ me vuelve loca! jajja y es por eso que el último tiempo he estado experimentando un poco con varias recetas para ampliar un poco el repertorio y probar otras versiones. Esta receta que publico hoy es prueba de eso. A algunas puede que les resulte algo extraño utilizar una verdura en un producto de pastelería pero la verdad que no lo es y hay varios ejemplos de eso. En este caso, la remolacha les aporta a los brownies una textura bien húmeda y cremosa, por así decirlo. Son fáciles de hacer, en realidad como cualquier otro brownie, pero estos requieren de un tiempo extra necesario para la cocción de las remolachas, pero van a estar muy satisfechos de lo ricos que son!


Brownies de chocolate y remolacha
(Fuente: Rachel Allen. Cake)

275 grs. de remolacha sin la raíz
250 grs. de chocolate semi amargo
250 grs. de manteca (mantquilla) blanda
300 grs. de azúcar
3 huevos
75 grs. de harina 0000
50 grs. de cacao amargo
1/2 cucharadita de polvo leudante (royal)
1 pizca de sal

-Cocinar las remolachas en abundante agua, entre 30-60 minutos. Apagar el fuego, colar y dejar entibiar antes de quitarles la piel, luego cortarlas en cubos grandes y procesarlas hasta hacer un puré con ellas y reservar.
-Encender el horno a 180°c.
-Enmantecar un molde de 20 x 20 cm., cubrir la base con papel manteca y volver a enmantecar. Reservar.
-Derretir el chocolate a baño maría, revolviendo de vez en cuando hasta derretir, reservar.
-Batir la manteca (mantequilla) con el azúcar hasta formar una crema, alrededor de 5 minutos.
-Aparte, batir con batidora eléctrica los huevos un minuto, y luego ir agregando los huevos gradualmente a la mezcla de  manteca y azúcar, sin dejar de batir. Agregar el puré de remolacha y el chocolate  y batir. Por último, incorporar en tres veces los ingredientes secos previamente tamizados, mezclando suavemente con una espátula hasta integrar.
-Pasar la preparación al molde emparejando con una espátula, y hornear 30-35 minutos. Retirar del horno, dejar enfriar por completo dentro del molde y llevarlo a la heladera hasta que estén bien firmes, porque son muy húmedos y delicados. Entonces sí cortar en porciones.

jueves, 16 de abril de 2015

Scons

Foto: Pilar Larralde Armas

Hoy les traigo un clásico de las abuelas, los scones para la hora del té, ¿quién no tiene una receta de scons en su familia?? Estas masitas originarias de Escocia, bien esponjosas, se suelen acompañar con mermelada o crema (yo lo acompañé con lemon curd, una crema de limón que se utiliza para hacer lemon pies) y son facílisimas de hacer, se hacen rapidisimo y la receta rinde para varios scons, con ingredientes que tenemos a mano (manteca -mantequilla-, azúcar, leche o crema y huevo), no hay excusas para no hacerlos!


Foto: Pilar Larralde Armas


Scons
(Fuente: Ximenza Sáenz. La hora del té. Periplo Ediciones)

rinden alrededor de 20 scons, dependiendo del tamaño

400 grs. de harina 0000
2 cucharaditas de polvo de hornear
1/2 cucharadita de sal fina
60 grs. de azúcar
100 grs. de manteca (mantequilla) bien fría, cortada en cubos
1 huevo 
200 grs. de crema de leche (aunque también se puede utilizar leche)
crema o para pincelar

-Procesar la harina con el polvo de hornear, la sal fina, el azúcar y la manteca (mantequilla) hasta formar un arenado.
-En un pequeño bowl mezclar 1 huevo con la crema, verterlo sobre el arenado y procesar sólo hasta formar un bollo, teniendo mucho cuidado de no sobreprocesar porque sino después los scons saldrán duros.
-Envolver la masa en papel film, estirarla suavemente y llevarla a la heladera por media hora.
-Encender el horno a 200°c.
-Cubrír con papel manteca una bandeja para horno. Reservar.
-Retirar la masa de la heladera, estirarla a 3 cm. de espesor aproximadamente, cortar los scons con un cortante redondo del tamaño deseado (el que tengan) e ir colocándolos sobre la bandeja para horno. Pincelarlos con huevo o con crema derretida.
-Hornear por 15 minutos aproximadamente.